Perdido en un bosque con muchos árboles...

Perdido en un bosque con muchos árboles, muchas plantas, mucho verde. No sé si en verdad estoy perdido porque no sé a dónde ir. Si me pierdo es porque estoy intentando ir hacia algún lugar, pero en realidad a dónde quiero ir no es ningún lugar físico, sino a una sensación de libertad que espero que el contexto en el cual estoy moviéndome me ayude a entender hacia donde tengo que ir. Puede suceder, y asumo que está dentro de las posibilidades, que cuando llegue a ese punto revelador en el cual sepa a hacia donde tengo que caminar, en realidad lo que sienta es que tengo que quedarme quieto, para dejar de viajar físicamente para comenzar un viaje interior.