Un formidable suceso puede pasar...

Un formidable suceso puede pasar cuando doble en la esquina. Eso depende en realidad de cuales sean mis expectativas en relación a lo que me pueda encontrar y a mis experiencias pasadas. Si doblo la esquina y veo a una vaca caminando por la calle me causará mucha más sorpresa a mí que a una persona que está acostumbrada a que las vacas caminen por las calles. Lo mismo me sucederá si veo a un duende con una gran sonrisa, probablemente me sorprenda mucho más que aun nene de 3 años que está acostumbrado a ver duendes en al televisión sin distinguir del todo la realidad de la ficción.