Me encontré cuando te vi...

Me encontré cuando te vi. Todas mis fortalezas y mis paradigmas acerca del destino y del amor murieron luego de esa primera mirada, que continuó con una sonrisa y un sin fin de intercambio de palabras que si soy sincero no logro recordar. Ya nunca más podré defender que el amor a primera vista no existe, y mucho menos eso que repetía creyendo estar acertado de que podría vivir muy feliz sin encontrar a una persona a quien amar. A partir de ese momento ya no podría defender esa causa sin estar mintiendo y siendo infiel a aquello que sentí a partir de aquella electricidad que recorrió todos mis huesos cuando sentí tus labios sobre mi mejilla.